EVOLUCIÓN DEL CIEPO

Luego de más de 30 años de trabajo, el fortalecimiento institucional de CIEPO ha sido evidente, por su presencia ininterrumpida, el mantenimiento a los principios originales, su cada vez más fuerte estructura funcional, y el reconocimiento de varias instituciones públicas, privadas (nacionales e internacionales), que han sido soporte en la ejecución de cada una de las acciones desarrolladas a lo largo de todo este tiempo, hasta convertirse al día de hoy, es la Institución Líder de la Provincia Independencia, por su condición de ser local al igual que sus integrantes, técnicos, voluntarios y personal operativo que le sirven de soporte.  Su trabajo está dirigido al acompañamiento de los grupos de base (Hombres y Mujeres) de la Provincia Independencia.

Hemos afianzado nuestro trabajo, no solo a comunidades de la Provincia Independencia, sino que hemos asumido la ejecución de proyectos en los que han participado comunidades de Bahoruco (Villa Jaragua y Los Ríos).

CIEPO se ha especializado en la en la temática de Genero y sobre todo en trabajos con mujeres; Gestión del Riesgo; en la gestión de crédito hacia sectores productivos de la provincia Independencia y Bahoruco; en el apoyo a una educación pública de calidad, siendo receptora y mediadora de cuantiosos millones de pesos provenientes de la cooperación internacional en la zona y del gobierno.

CIEPO ha asumido el compromiso voluntario de seguir trabajando a favor de la elevación de los niveles de conciencia de los sectores sociales más empobrecidos y en condiciones de vulnerabilidad varios municipios y comunidades de la Provincia Independencia.

Durante su fundación, CIEPO ha acompañado y asesorado a los diversos y variados procesos de desarrollo integrales en varias comunidades de la Provincia Independencia, desde la perspectiva popular comunitaria y metodología de desarrollo integral de comunidades de la zona

Ha sido y sigue siendo preocupación fundamental de CIEPO el dotar a estos sectores, grupos de base conformados por campesinos/as y productores rurales pequeños/as negociantes o personas con potencial para desarrollar microempresas, herramientas educativas, de organización y técnicas que les sirvan para hacer más llevadera su existencia y con conciencia para luchar por superar la dependencia, el atraso y la pobreza.

En esta línea se plantean y ejecutan actividades de apoyo al trabajo productivo de los grupos campesinos y personas con ideas claras de lo que quieren producir o servicios que puedan ofertar, a fin de que estas actividades contribuyan al fortalecimiento de los grupos de base, crecimiento económico, a la generación de ingresos y mejoramiento de las condiciones de vida para las familias campesinas.